miércoles, 11 de marzo de 2015

La Vendedora de Rosas (1998)

"La Vendedora de Rosas"


La vendedora de rosas (1998) on IMDb
Ficha en FILMAFFINITY


435 Mb / V.O. Subt en Esp. / DVDrip >> RMVB
Descargar: 2 PARTES / DepositFiles /

Colombia tiene poca tradición cinematográfica, existen unos largometrajes destacados de los años 60, pero realizados por un extranjero y un documental valioso de la misma época. Es en la década de los 80 con la creación del organismo para el fomento del cine que se empiezan a ver producciones con propuestas auténticas, en este periodo se destaca Víctor Gaviria, director de esta película, es pionero con el cine realista, con temáticas particulares y actores naturales que participan en la construcción del guion. Su cine no es comercial, él no disimula la historia de violencia que ha tenido Colombia por más de 70 años continuos, muestra el rostro del colombiano que se ha excluido, que es el resultado de una ola de desplazamiento forzado hacia la ciudades generando cinturones de miseria que no terminan y que cada vez hacen más complejo el conflicto, tampoco entra en el morbo de los enfrentamientos…

Él habla de su cine no como películas independientes unas de otras sino como una obra, cuenta que está totalmente influenciado por el neorrealismo italiano y por la belleza del cine de Luis Buñuel en Los Olvidados, Rodrigo D su primer largometraje es un homenaje a Umberto D, con un marco de violencia y drogas.
Trabaja en los barrios con los muchachos enajenados, establece un dialogo con ellos y así va construyendo a partir de microrelatos el guion y una manera para encontrar el alma de sus personajes es a través del lenguaje, por eso puede resultar un poco agresivo para algunos enfrentar los diálogos de sus películas… Se niega a trabajar con actores profesionales ya que los encuentra totalmente desvinculados al espacio que él pretende representar y en fin… en manos de Victor Gaviria las voces de los niños de la calle han sido escuchadas.

La Vendedora de Rosas, candidata a la Palma de Oro en Cannes en 1998, es un cine que se preocupa por la búsqueda de la identidad a través de la historia que inevitablemente es de violencia, drogas, abandono y muerte…hay sensación de tragedia, pero vista de una manera hermosa y entrañable …Es dura, es actual y muchos no han querido ver ni aceptar esas realidades y así se vuelven invisibles y no se hace nada, se vuelven los olvidados porque no se quieren mirar.

2 películas Colombianas que nos gustan y se entrelazan a La Vendedora de Rosas por la temática de violencia familiar, la descomposición social y la pobreza son Rosario Tijeras y Maria llena eres de Gracia...quedan anexas para poder ser vistas.
Para descargar dar click sobre el poster. 

anexo

Rosario Tijeras (2005)

En esa misma década, en los 80 el fenómeno del narcotráfico en Colombia es abrumador: La sociedad lo avala, se sabe que es ilegal, pero se admite como una forma de superar la pobreza, El Estado se había corrompido, había permeado la política y las instituciones y en los barrios se formaban ejércitos de muchachos, eran bandas de menores de edad, de niños, la muerte parece un fantasma rondando las ciudades, había crueldad y apareció el fenómeno de los sicarios, pero se miró a fondo, eso no era una exclusiva consecuencia del narcotráfico, se vió; La crisis de la familia, en muchos hogares no había un padre, el abandono del Estado, el colapso de la economía… …
Rosario Tijeras es un libro escrito por Jorge Franco que se lleva al cine por un extranjero, tiene una realización embellecida comparada al cine de Víctor Gaviria, pero para mí es valiosa pues aborda esa faceta histórica de esos muchachos con la moral distorsionada y con figuras de autoridad trastocadas.

María, llena eres de gracia (2004)

Otro de los fenómenos sociales que se dan alrededor del narcotráfico es el de “las Mulas”; personas que prestan su cuerpo para transportar drogas, con todo riesgo: Someterse, cárcel y muerte. Esto se presenta de manera alarmante como una alternativa de trabajo para conseguir lo básico; comida y vivienda, y bueno…
María Llena eres de gracia es un logro en el cine colombiano, a pesar de ser dirigida por otro extranjero... al colombiano le cuesta hablar, se cree que reconociendo verdades hablamos mal del país, yo no pienso así.
La producción obtuvo premios internacionales como Mejor Película y Catalina Sandino, María en la película, en el 2004 ganó el Oso de Plata en Berlín y fue nominada al Oscar como Mejor actriz … muy merecido, ver su actuación es como estar hablando con cualquier muchacha de su edad en los cultivos de rosas cercanos a Bogotá.

2 comentarios:

  1. Amigo Eli: Acá me voy a pelear con vos (con buena onda, por supuesto jaja):Cuanto lamento que cuando se hable de cine colombiano se hable de la violencia y de la droga casi excluyentemente! Tengo una amiga colombiana, amiga del blog mio, y que sabe no me trago cualquier moco; gracias a ella descubrí un interesantisimo novelista casi desconocido por la mayoria, y en cuanto a cine... las primeras que me recomendo fueron: las más conocida La estrategia del caracol, que hasta tuvo exito internacional, y Los viajes del viento, de Ciro Guerra; cuando las ví, lo primero que le dije fue que me daban envidia de todo el cine argentino! Luego esta tambien de Ciro Guerra La sombra del caminante, y otra no tan buena pero interesante de Sergio Cabrera tambien (el director de La estrategia...), Ilona llega con la lluvia, adaptación de un libro de Alvaro Mutis. Cine cargado de poesía, casi de surrealismo, de muy buena calidad por supuesto. Sin necesidad de drogas. Cierto que es un tema presente siempre, pero... no todo el mundo se ve influenciado por él, y hacer cine, o hablar de cine y hablar solo de droga, no me parece correcto. Vi si, María llena eres de gracia: muy triste, muy bien hecha pero... no vale la pena.
    En cuanto a La vendedora de rosas, había escuchado también, y comencé a verla. Practicamente no entendía nada de lo que hablaban, demasiado dialectal. Está bien, es auténtica, no hablan como actores de estudio, pero... que sea legible! Amo demasiado el lenguaje! Si yo hablo con vos y me hablas de forma que cada palabra que decís tengo que tratar de interpretarla, de intentar saber que me decis... directamente no hablo con vos!
    Esta bien, habla de la marginalidad, del abandono, pero si tengo que estar forzando la mente cada segundo para saber lo que dicen... me la pierdo.
    Las que te mencioné aparte las tengo en mi blog, aunque son links viejos y seguramente no funcionan, si te interesa verlas, tendré que actualizarlas. Saludos y sigan adelante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gerardo Diego, me alegré tanto de recibir el comentario que ni me percaté de la pelea…jajaja… muchas gracias por aportarnos ya te lo he dicho que leo lo escribes en tu blog y me agrada mucho hacerlo, así que encontrar un escrito tuyo en este blog: un placer…y bueno entonces qué?

      Pues muchas gracias pero yo ya me vi la Estrategia del Caracol y sí, como lo digo, el cine colombiano empieza a notarse en los 80, se destaca Víctor Gaviria y también Sergio Cabrera y Lizandro Duque, ojalá la encuentre, se Llama Los Niños Invisibles, divina, poética, ensoñadora y con el toque del realismo mágico, pero también con violencia… De los noventa hay una buenísima, colombianísima La Gente de la Universal de Felipe Aljure…La de Ciro Guerra, él es joven, es muy actual, La Sombra del Caminante… aahhh que vaina! Pero la actuación me sacó de la peli, pero sí, es un muy buen guion y la Los Viajes del Viento esa sí me la perdí y ya la descargué de la cinemateca y a propósito en la cinemateca esta otra preciosa Los Colores de la Montaña muy linda para mi es igual o incluso más valiosa que Mandarinas, la Eslovena…hablan de los mismo, pero aquí en Colombia…

      Imagínate que a Víctor Gaviria aquí en Colombia lo señalaron mucho por andar hablando de esos problemas de drogas, marginalidad y violencia (y la que viene para este año es tenaz) y sí, no lo voy a desconocer, sí es algo incómodo, Colombia es muchísimo más que eso, es preciosa, es mi patria y realmente Amo mi país, me gusta vivir acá, pero no hablar en el cine de lo que nos duele tanto que haga parte de nuestra historia, haciendo una comparación metafórica, es como en esas familias en las que no se habla del hijo drogadicto, si no se habla es muy difícil recuperarse y usando los términos de los grupos de ayuda “La recuperación es por medio de la palabra”… y siguiendo con la metáfora; el hijo drogadicto es solo un síntoma de una disfunción familiar y extrapolándolo a Colombia, pues lo que hay es un problema social alarmante, bueno en el mundo, pero todo empieza por casa…así que para mí el enfoque que hace Víctor es muy sano, no es como lo hacen las grandes cadenas de tv nacional, lo vuelven novela y entretenimiento, los capos del narcotráfico casi héroes, lo sé, trabajo con muchachos de todos los niveles sociales y esas novelas hicieron que volverse narcotraficante era una opción más, también así te vuelves un hombre respetable… alarmante! Muy alarmante! … manejarlo a través del cine como lo hace Víctor es un proceso de aceptación y a la postre lleva a tomar conciencia.

      Bueno reconozco que yo me desconecté del cine colombiano porque las grandes cadenas de televisión empezaron a patrocinar el cine y era vergonzoso lo que se veía en las salas de cine: Un manejo tan banal y superficial de todo, y el colmo, las modelos, las novias y esposas de los narcos, protagonizando películas y todo el mundo alrededor de esto muy simpáticos y complacientes y pues veo que me perdí de cosas, precisamente un amigo español me recomendó una peli colombiana...jajaja… Buena…ya la descargué de utorrent pero salió con subs pegados en Inglés… se llama Retratos en un Mar de Mentiras…dura…me hizo llorar… él me decía que le llamaba la atención la contradicción: según la ONU Colombia es el segundo país del mundo con más desplazados por la violencia, solamente superado por Sudán y a su vez encabeza, al mismo tiempo, la lista de los países más felices del planeta, en todas las encuestas internacionales… mmmm????

      Y bueno para terminar te cuento que en Cannes 2014 ganó La Palma de Oro al mejor corto una colombiana; Leidi de Simón Mesa, el muchacho estudió cine en Londres pero se declara totalmente influenciado por el cine auténtico y original de Víctor Gaviria.

      PD: Estoy en la búsqueda de subs para La Vendedora… yo no supe como traducirlos…

      Eliminar